La casa de los dioses de alabastro | Magdalena Lasala

dioses-alabastro-lasalaEn Valencia, en el año 1559, una joven llamada Brianda de Santángel es requerida por su tía Sabina para cuidar de su pequeña prima Leonor en Zaragoza. Brianda deja entonces su ciudad natal y se instala en la hermosa morada de Sabina de Santángel y su esposo Gabriel Zaporta. Una casa que esconde el secreto y el origen de la Zaragoza más primitiva. Una casa en la moran unos dioses tallados en alabastro. Unos dioses que no serán del agrado de la Santa Inquisición.

La casa de los dioses de alabastro narra la historia de la familia Zaporta, una familia que vivió en la Zaragoza del siglo XVI. Sabina de Santángel fue una mujer perteneciente a la nobleza zaragozana con raíces judías conversas. Casada con el mercader Gabriel Zaporta, la familia tuvo un importante papel en el mundo mercantil y económico de la ciudad, no en vano, la vida de Gabriel se comparó con la de Cosme el Viejo en otra ciudad renacentista, Florencia. Gabriel Zaporta mandó construir la que se convertiría en una de las casas más hermosas de su tiempo. Levantada en 1549 como regalo de bodas a su amada esposa, en su patio se esculpieron imágenes de dioses paganos y símbolos relacionados con horóscopos y planetas.

Leer más:

http://palabrasquehablandehistoria.blogspot.com.es/2013/06/la-casa-de-los-dioses-de-alabastro.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s