Escuela de verano: superada y ¡con medalla!

medalla

Ayer terminó la escuela de verano. Un mes de julio de piscina, deporte, talleres de creatividad, juegos y algún que otro ratito de deberes. Este año, como el pasado, optamos por apuntar a los niños a la escuela de verano que el mismo colegio al que van todo el año organizaba para cuatro semanas de julio.
Rellenar los tres meses de verano no es fácil ni barato. Encontrar la mejor solución no sólo para el bolsillo, sino, sobre todo, para los niños, es complicado.
En nuestro caso, que continuaran un mes más en el cole de siempre fue lo mejor. El entorno era el mismo, con lo que nos ahorrábamos la fatídica adaptación (palabra que odio, por cierto), en especial de la pequeña princesa; las profesoras casi todas eran caras conocidas; y el planning de actividades era muy adecuado. En el caso de mi pequeño gran hombre, lo ha hecho todo en inglés, así que ha sido también un valor añadido. Ah, y el precio, pues alargar, euro más o menos, la cuota que llevamos pagando cada mes.
Así que con estos argumentos sobre la mesa, empezaron a principios de julio un mes que hemos podido tachar del planning repleto de colorainas de los meses vacacionales.
Los peros. Aunque se lo han pasado bien, terminaron la última semana exhaustos. Piscina cada día, clases de piscina, no hacer tés con los cacharritos en la piscina de los abuelos, deporte cada día, y una larga lista de actividades diarias, de nueve a cinco, es como para agotar a cualquiera.
Aun así, vistas las opciones, yo creo que ha sido lo mejor. Las colonias fuera de casa no te solventan todo el mes y cuestan como tal. Y la verdad es que mis hijos con lo hogareños que son que para ir a dormir a casa de los abuelos hay que pensárselo y repensárselo, seguro que que habrían llamado la primera noche. Opción abuelos, descartada, a no ser que quisiera exprimirlos y tener que pagarles sí o sí un balneario en vacaciones so pena de que se quedaran como una acelga en el plato de mis hijos.
Pero bueno, ya está, primera fase del verano superada. Como los sufridos papás aún no cogemos vacaciones, el planning de colorainas seguirá echando fuego.
Por ahora se llevan una medalla de campeones, que se la han ganado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s