Sumisión, conservadurismo y otras barbaridades

ama-casa1

Me estoy empezando a asustar de verdad. Yo que, como me dicen algunos que me conocen, voy con la flor en la mano y (aún) no he perdido la fe en el mundo, tengo serias dificultades para no poner los ojos como platos ante algunas tendencias modernas en lo que a la mujer se refiere.

Concretando, después de leer algunas noticias aisladas sobre las ideas retrógradas de algunas cantantes famosas, ayer apareció en mi pantalla del ordenador este titular: Las famosas eligen ser sumisas. Para deprimirse. Pero vamos por partes.

Primero de todo, me parece que estamos mezclando churras con merinas como dirían nuestros mayores. Como dos subtítulos del artículo aparecen dos ideas. Los copio literalmente:

  • Entre muchas famosas ha calado la idea de someterse a los deseos de sus hombres
  • Algunas incluso dejan de trabajar para cuidar a sus familias y parejas

Me parece que someterse a un hombre o decidir dejar de trabajar para cuidar de tus hijos no son cosas que van ligadas, o que no deberían ir ligadas. A ver si me explico, y lo haré con mi propia experiencia.

Como madre de dos hijos, con reducción de jornada y con casi dos años de excedencia a mis espaldas, puedo gritar a los cuatro vientos, que no me he sometido a nadie. El tiempo que estuve en casa sin trabajar (fuera de ella, se entiende), sin cobrar un duro y dedicándome al hogar y a los niños, mi marido no entraba por la puerta y se repantingaba en el sofá esperando una cerveza bien fresquita de su esposa con rulos y faldita con canesú al estilo de los años cincuenta.

Que yo decidiera dedicarme a mis hijos no supuso someterme al dominio machista y troglodítico de mi partenaire. Y ni me tuve que revelar a lo feminista radical ni él sintió en ningún momento el deseo de agarrarme por el pelo con una mano llevando un mazo de piedra en la otra. Lo siento pero en este tema me tocan la moral. Es totalmente lícito (y a veces incluso necesario para la salud mental de todos) que una madre quiera dedicar un tiempo de su vida (o toda su vida) a cuidar de sus hijos. Y eso no significa abandonarlo todo de manera apocalíptica ni que tengamos que convertirnos en esclavas de nadie.

Por favor, seamos serios. Me parece más que tremendo que estas famosillas estén dando estos mensajes absurdos y retrógrados, mezclando términos sin ningún sentido. Que conservador no significa retrógrado ni ser ama de casa nos convierte en marujas incultas, gordas y desaliñadas con el único objetivo de trincarnos una botella de orujo entre colada y colada mientras vemos el culebrón de la tarde. Y para acabar de mosquear al personal, aseguran que les encanta cocinar y llevar la casa. Vamos que ahora me van a hacer creer que no tienen ninguna mujer en casa ayudando y son ellas las que quitan el polvo y fríen un huevo. Sin comentarios.

La maldita ley del péndulo no nos deja quedarnos en un término medio lógico, razonable y normal. En un lugar en el que hombre y mujer dejen de disputarse el primer puesto en la carrera de los sexos. Que un matrimonio, una relación de pareja, es una unión de iguales. De dos seres humanos que se deben respetar, con sus diferencias, actuando como un equipo. Sin sumisiones, esclavismos y demás sometimientos.

Me parece deprimente que digan cosas como que su marido es celoso y territorial con una sonrisa en los labios. O que casarse por la iglesia y tener dos hijos signifique ponerse la mantilla y decir amén a todo lo que diga el marido.

En serio, ya sé que mi voz no se oirá tan alto como la de estas celebrities, pero si no lo digo reviento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s