Un ratón para un diente real

raton-perez

Una de las etapas más bonitas de los niños es el inicio de la caída de los dientes. Además de ver como les cambia la expresión y con esa sonrisa “mellada” están de lo más graciosos, es fantástico ven como se van derrapando a dormir con el diente caído bajo la almohada esperando la llegada de un singular personaje. La tradición del Ratón Pérez se remonta a finales del siglo XIX así que no es demasiado antigua pero se ha afianzado en muchos hogares con niños con los dientes en movimiento.

El creador del Ratón Pérez fue un religioso, el Padre Luis Coloma, un Jesuita miembro de la Real Academia de la Lengua. En el año 1894 le llegó una curiosa petición de palacio. Al entonces niño-rey Alfonso XIII, que entonces tenía 8 años, se le había caído un diente y se le encargó al Padre Coloma, que escribiera un cuento relacionado con ese hecho.

raton-perez1

Ahí nació la historia de un simpático ratoncito que vivía en una caja de galletas en la Calle Arenal número 8 de Madrid y que visitaba a menudo a un Rey llamado Buby (apodo que la Reina Regente María Cristina usaba para su hijo).

El Ratón Pérez explicaba al pequeño monarca historias de niños pobres a los que también daba regalos por sus dientes caídos antes de colocar en el lecho de Buby I un toisón de oro como regalo.

Alfonso XIII fue el primer niño que recibió un presente del Ratón Pérez a cambio de su real diente. Desde entonces, son muchos los niños, de distintas clases y condiciones, los que reciben la secreta y nocturna visita de este simpático roedor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s