La Navidad en el arte | La Virgen de la leche

La imagen de la Virgen María con el Niño Jesús recién nacido se ha representado en la arte en multitud de escenarios y en posiciones de lo más diversas. Todas ellas conforman una tipología de virgen conocida como la Virgen de la Leche.

Desde las más oscuras catacumbas romanas, allá por el siglo III hasta representaciones modernas en pleno siglo XX como la Virgen de Joaquín Michavila, pintadas, esculpidas, góticas, románicas, bizantinas, renacentistas, todos los estilos y muchos de los principales pintores dedicaron al menos una de sus obras a inmortalizar a Maria dando el pecho al niño Jesús.

A pesar de que el Concilio de Trento en el siglo XVI intentó eliminar esta iconografía mariana por considerarla un tanto impúdica, la Virgen de la Leche apareció como icono con el nacimiento del Cristianismo y ha continuado estando presente en la historia del arte hasta nuestros días.

En entornos cotidianos o entronizada en los más bellos tronos, en todas ellas hay un elemento en común, la belleza de ver a una madre con su hijo en uno de los momentos más íntimos y preciosos. Las Vírgenes de la Leche sitúan en el plano más humano a María y Jesús.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s