Monjas, santas y… contestonas

En los tiempos oscuros y misóginos de la Edad Media, las mujeres tenían pocas opciones de vida. Ser esposas o monjas. El resto de caminos recibían la condena eterna. De las dos opciones legítimas, solamente el monasterio, suponía una paradójica ventana abierta al conocimiento. Tras los muros de las clausuras, las religiosas pudieron tener acceso a la cultura. Algunas de aquellas mujeres usaron los conocimientos adquiridos en sus cenobios para osar salir al mundo y, a veces, enfrentarse a él. Fueron algunas las mujeres de fe que se enfrentaron a emperadores y papas con la palabra. Sorprendentemente, muchas de ellas fueron respetadas y elevadas a los altares.

Hildegarda de Bingen (Siglo XII)
hildegard-bingen
Hildegarda de Bingen fue una abadesa alemana que se cultivó en disciplinas tan distintas como la medicina, el arte o la música. Además de vivir constantes episodios de éxtasis místicos que plasmó en sus hermosas iluminaciones, Hildegarda fue una mujer que se relacionó siempre con el mundo. No sólo daba consejo a aquellos hombres y mujeres humildes que se acercaban a las puertas de su monasterio, sino que también mantuvo una constante relación epistolar con el emperador Federico I Barbarroja. En sus cuatro excepcionales peregrinaciones, Hildegarda fue testigo del caos en el que se había sumido el papado con el nombramiento de papas y antipapas, una situación que no dudó en denunciar públicamente y en intentar resolver con la ayuda del emperador. A pesar de que Hildegarde de Bingen aún no se la considera santa, fue nombrada Doctora de la iglesia.
[Biografía de Hildegarda de Bingen]

Santa Clara de Asís (Siglo XIII)
santa-clara
Santa Clara fue la primera mujer que, en el seno de la iglesia católica, consiguió redactar y ver aprobada antes de su muerte la primera orden religiosa pensada única y exclusivamente para mujeres. Mujer tenaz y con las ideas más que claras, consiguió también la aprobación del “privilegio de la pobreza”, una aparente contradicción y que provocó más de un debate en el mundo católico. Santa Clara, después de seguir los pasos de San Francisco, decidió iniciar su propio camino y llegó incluso a enfrentarse a él en alguna ocasión.
[Biografía de Santa Clara de Asís]

Santa Brígida de Suecia (Siglo XIV)
brigida-suecia
Santa Brígida vivió durante sus primeros cuarenta años de vida como una mujer seglar que tuvo ocho hijos pero muy ligada a la espiritualidad cristiana que la llevó a tomar los hábitos al quedarse viuda. Mujer culta e inteligente, se convirtió en confidente de los reyes de Suecia Magnus II y Blanca de Namur a los que cuestionaba públicamente su comportamiento poco adecuado. Más allá de sus fronteras, y en plena guerra de los Cien Años, decidió escribir una dura y contundente carta al Papa de Aviñón instándole a que mediara en el litigio entre Francia e Inglaterra a la vez que le pedía que dejara la suntuosa y lujosa corte en la que se había instalado y volviera a la sede romana.
[Biografía de Santa Brígida de Suecia]

Santa Catalina de Siena (Siglo XIV)
catalina-siena
Como Santa Brígida, Santa Catalina de Siena también tuvo el coraje de denunciar públicamente el despilfarro de la corte pontificia de Aviñón. Además, ella que había nacido en Siena, vivía en su propia piel los disturbios de los estados italianos en los que, a la desaparición del papado de Roma de manera oficial, se unían luchas intestinas entre distintos poderosos. Catalina no sólo consiguió la paz entre la república rebelde de Florencia y la Santa Sede, sino que ayudó al retorno temporal del papado a Roma.
[Biografía de Santa Catalina de Siena]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s