Las mujeres (también) inventaron

Algunos de los artilugios, máquinas o sistemas de telecomunicaciones que utilizamos hoy en día fueron ideadas por mujeres. Algunas más conocidas que otras. Algunas (las menos) más reconocidas que otras. Unas fueron guapas, otras actrices, todas inteligentes. Aquí una pequeña representación de esas grandes mujeres.

Hedy Lamarr (1940-2000) | Comunicaciones inalámbricashedy-lamarr2

Hedy Lamarr era una mujer hermosa que exprimió su belleza física convirtiéndose en una de las actrices de Hollywood más famosas de los años 30. Pero Hedy no era simplemente una cara bonita y una actriz de talento. Junto a su marido, un compositor llamado George Antheil, compartió otra de sus pasiones, la ciencia. Juntos inventaron un sistema de comunicaciones secreto utilizando saltos de frecuencias. Inspirándose en las teclas de un piano, idearon la manera de hacer saltar una señales de radio de una frecuencia a otra para poder transmitir mensajes de manera secreta y teledirigir torpedos sin ser interceptada su trayectoria. El 11 de agosto de 1942 patentaron su invento y lo cedieron al ejército estadounidense sin pedir nada a cambio. Los militares aliados no utilizaron el nuevo sistema pero lo mantuvieron en secreto y con el tiempo se convertiría en la base de las telecomunicaciones posteriores.

Bette Nesmith Graham (1924-1980) | Tipp-ex
Bette Nesmith Graham

Bette Nesmith Graham fue una mujer emprendedora que, habiéndose separado de su marido tuvo que buscar un trabajo para poderse mantener y cuidar de su hijo. Bette encontró un puesto de mecanógrafa en un banco de Texas y con el tiempo ascendió a secretaria ejecutiva. Mujer perfeccionista, Bette no soportaba los errores cometidos con la máquina de escribir. Además de su trabajo como secretaria, Bette disfrutaba pintando con sus acuarelas. Cuando cayó en la cuenta de que los pintores no borraban sino que corregían sus errores con una nueva capa de pintura, decidió hacer lo mismo con sus textos. Había nacido el Mistake Out, como ella lo llamaba o Liquid Paper, como se conoció cuando su invento fue comercializado.

Ángela Ruiz Robles (1895-1975) | E-book
angela ruiz robles

Ángela Ruiz Robles fue una maestra gallega dedicada en cuerpo y alma a su profesión. Además de dar clases en escuelas, dirigió algunas de ellas y organizó centros de estudios para adultos que opositaban. Aún tuvo tiempo para escribir varios manuales de gramática y ortografía y dar conferencias sobre el tema. En su día a día con los estudiantes, Ángela se dio cuenta del trajín que se llevaban sus alumnos llevando arriba y abajo libros y más libros diariamente. Viendo además la necesidad de impartir una educación que tendiera a adaptarse a los estudiantes, imaginó un artilugio que facilitara la lectura de libros. Su primer invento fue patentado con el número 190698 el 7 de diciembre de 1949 sin que recibiera el interés ni de la comunidad científica ni de ninguna empresa susceptible de comercializarla. Sin detenerse en su ímpetu creativo, Ángela patentaba el 10 de abril de 1962 con el número de patente 276346 lo que se conocería como su “enciclopedia mecánica”. Sin embargo, nunca nadie quiso financiar su invento, un primitivo e-book.

Josephine Cochrane (1839-1913) | Lavavajillas 
josephine-cochrane1

Josephine Cochrane fue una dama de la alta sociedad estadounidense que daba muchas fiestas en su casa lo que suponía un constante trajín de vajilla por los salones de su casa. Preocupada porque sus valiosas piezas de porcelana china del siglo XVII no la rompieran sus ajetreados sirvientes, decidió inventar un artilugio que lo hiciera de manera mecánica. Dentro de una caldera de cobre dispuso una rueda con una serie de compartimentos con cables en los que cupieran a la perfección platos, vasos y otros utensilios. Dicha rueda se movía gracias a un motor mientras entraba y salía por distintos conductos agua con jabón. Había nacido el conocido como “Lavavajillas Cochrane”. Josephine Cochrane fundaría la Companía Garis-Cochran que sería uno de los remotos orígenes de la empresa Whirpool.

Florence Lawrence (1886-1938) | Intermitente y luz de frenos
florence lawrence
Una de las grandes estrellas del cine mudo, Florence Lawrence tuvo una gran afición en los coches. Unos coches que a principios del siglo XX eran aún muy rudimentarios y a los que Florence les acopló una suerte de brazo articulado para poder indicar sus giros y un cartel de “stop” que aparecía en la parte de atrás cuando el conductor tocaba el freno. Unos inventos que ella no patentó pero que las empresas automovilísticas pronto se hicieron suyos.

Anuncios

Una respuesta a “Las mujeres (también) inventaron

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s