La última zarina, Alejandra Románova (1872-1918)

alexandra-romanova5

La noche del 17 de julio de 1918, el sótano de la Casa Ipatiev, en Ekaterimburgo, fue el escenario del brutal asesinato de la familia real rusa. El zar Nicolás II, su esposa, sus cinco hijos y algunos miembros del servicio, incluido el médico imperial, fallecían, poniendo punto final a una historia, la de la Dinastía Romanov, que había gobernado en Rusia tres siglos. La ejecución era una de las consecuencias de la nefasta gestión de un imperio autocrático en el que el pueblo se moría de hambre, mientras el zar era incapaz de tomar una decisión acertada. A su lado, su esposa de origen germano, Alejandra Románova, tampoco se ganó el cariño de un imperio cansado de injusticias sociales. Su timidez, enmascarada en un carácter frío y distante, la alejaron de la corte. La ansiedad por dar el imperio un heredero culminó cuando nació Alexei y se descubrió que sufría hemofilia. El consuelo que encontró en el estrambótico Rasputin terminó por empeorar dramáticamente su situación.

Leer más:

http://www.mujeresenlahistoria.com/2015/09/la-ultima-zarina-alejandra-romanova.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s