Munitionettes. Las mujeres en las fábricas de armamento durante la Primera Guerra Mundial

munittionettes

La Primera Guerra Mundial supuso un antes y un después en muchos aspectos, no sólo militares, también políticos, económicos y sociales. Conocida como la Gran Guerra, el conflicto que se inició en el verano de 1914 colocó a las mujeres en primera línea de acción, sobre todo cuando los estados tuvieron que asumir que estaban equivocados y que aquel conflicto no se iba a resolver en pocos meses.

Cuando estalló la guerra, la economía se paralizó pero en un primer momento se pensó que la población civil podría subsistir con los excedentes producidos hasta el momento. La marcha de los soldados al frente supuso una parálisis en el campo, en las fábricas y en el sector servicios pero hasta que no pasaron los meses y se hizo patente que su regreso no iba a ser inminente, alguien tuvo que substituirlos. Las mujeres supieron aprovechar la oportunidad que les brindó la dramática situación de conflicto y se incorporaron a puestos de trabajo que hasta entonces estaban reservados a los hombres. La banca, los transportes públicos, las tareas más duras del campo… y las fábricas de armamentos.

En Inglaterra, pronto tuvieron que asumir que la producción de bombas y arsenal armamentístico requería de un incremento de mano de obra que no tenían porque los soldados estaban luchando en el continente. En 1915 la Munitions of War Act reformuló las normativas de la industria bélica en la que las mujeres empezaron a ocupar las salas de producción. Dos años después, alrededor del 80% de las armas habían sido fabricadas por alrededor de un millón de mujeres.

munittionettes1

Conocidas como las Munitionettes se enfundaron el mono de trabajo, se cortaron el pelo y se enfrentaron a largas y extenuantes jornadas de trabajo a cambio de un sueldo inferior al que hasta entonces habían cobrado los hombres. Sin olvidar que la eterna doble carga laboral no desapareció. Muchas eran madres que debían hacer encajes de bolillos para encontrar la manera de encajar su vida familiar con el tiempo en las fábricas aunque hubo algunos centros productivos que incorporaron guarderías.

Las Munitionettes también fueron apodadas con el sobrenombre de “canarias” por el color amarillento que muchas de ellas experimentaron en su piel a causa del contacto prolongado con productos químicos como el TNT. Muchas, alrededor de cuatrocientas, fallecieron y otras sufrieron efectos secundarios como jaquecas prolongadas, mareos, palpitaciones o vómitos. A lo que sumaban la extenuación por el trabajo intenso y consecuencias a largo plazo como la infertilidad. Las que sí llegaron a tener hijos después de trabajar en las fábricas, dieron a luz hijos con la piel amarilla. Otras Munitionettes fallecieron por accidentes en las fábricas provocados por la explosión descontrolada de parte de la munición que manipulaban.

A pesar del valioso trabajo y contribución a la causa bélica, cuando la guerra finalizó en noviembre de 1918, se “invitó” a las mujeres a regresar a sus hogares. Muchas lo hicieron con gusto, respirando aliviadas por no tener que compaginar trabajo remunerado con trabajo doméstico, pero muchas otras reclamaron su derecho a continuar presentes no sólo en las fábricas de armamento, también en los muchos sectores productivos que habían conquistado y que, de un plumazo, les quisieron arrebatar.

3 Respuestas a “Munitionettes. Las mujeres en las fábricas de armamento durante la Primera Guerra Mundial

  1. En suma al final de la contienda no les reconocieron su esfuerzo, pero dejaron una huella en la evoluciòn històrico social, que estaban capacitadas al igual que los hombres para hacer frente a las demandas del conflico bèlico.

  2. Pingback: Munitionettes. Las mujeres en las fábricas de armamento durante la Primera Guerra Mundial — Sandra Ferrer Valero – ALBA Mmirabal·

  3. Pingback: 'Munitionettes', les dones i les fàbriques de munició | La dona al món industrial·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s