La duquesa

la-duquesa-cartel

Georgiana Cavendish, duquesa de Devonshire, fue una aristócrata muy conocida en su tiempo por su pasión por la moda, su implicación en la política y sus continuos devaneos con el juego. De ella se sabe también que es ascendiente de la desaparecida Diana de Gales. La vida de la duquesa de Devonshire fue llevada hace unos años al cine en una película basada a su vez en la novela biográfica escrita por Amanda Foreman.

la-duquesa

La duquesa es un film de época, protagonizado por Keira Knightley, una habitual en cintas de este tipo, y Ralph Fiennes. Recrea la vida de Georgiana desde que es prometida a William Cavendish y repasa los momentos más importantes de su biografía. Su fama como dama de la alta aristocracia; sus dificultades para engendrar un varón; sus relaciones con la política; su amistad con Lady Elizabeth Foster y su idilio con el que se convertiría en primer ministro Charles Grey.

la-duquesa2

La película profundiza en los sentimientos de un personaje histórico del que nos ha llegado más su vida pública que su vida privada. Analiza la angustia de una mujer que ve como en los primeros momentos de su matrimonio aparece en su vida una niña fruto de una relación de su marido y a la que tiene que acoger tras la muerte de su madre. Y mientras cuida de la pequeña Charlotte y van naciendo sus dos hijas, se plantea la desesperación de una mujer de la que, en aquellos tiempos, solamente se espera que engendre un hijo heredero del ducado de Devonshire.

la-duquesa1

Su relación con Lady Elizabeth Foster, a la que se la conocía como Bess, es uno de los puntos centrales de la historia, donde el final, es la solidaridad femenina la que pasa por encima de todo lo demás. Conmovedora es la escena en la que Georgiana tuvo que abandonar a su hija Eliza, fruto de su relación con Charles Grey para que el buen nombre de su marido no se vea manchado. Una escena que, personalmente, me emocionó.

la-duquesa3

La duquesa es una reflexión sobre la hipocresía social que las mujeres tenían que soportar asumiendo una injusta doble moral en la que el marido podía mantener a su amante, en este caso, William y Bess, en su propia casa, mientras que Georgiana tuvo que dejar a un lado sus sentimientos por Charles Grey si quería continuar viendo a sus hijos.

Keyra Knightley hace un papel muy auténtico y real y le da a la duquesa de Devonshire un carácter muy humano. Ralph Fiennes se mete en el papel del duque con la calidad de las interpretaciones a las que nos tiene acostumbrados.

Los escenarios y el vestuario completan una película de lujo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s