La corona partida

corona-partida2

En el invierno de 1504, Castilla llora la muerte de su reina, Isabel La Católica. Atrás deja un reinado cimentado en su fuerte personalidad. En el horizonte, unos reinos que se tambalean ante la complicada herencia dinástica. La propia reina había escrito en su testamento que Juana, su tercera hija (tras la muerte de los príncipes Isabel y Juan) es quien deberá llevar la corona castellana. Pero Isabel incorpora en sus últimas voluntades la duda acerca de la capacidad de su propia hija dejando a su marido, Fernando el Católico (Rodolfo Sancho), la responsabilidad de velar por el bien de sus reinos.

corona-partida5

La Corona partida aborda aquellos años complicados para el futuro de la península ibérica, entre la muerte de Isabel y la desaparición de su esposo Fernando. Años en los que Juana (Irene Escolar), quien tristemente pasó a la historia como Juana La Loca, se ve inmersa en una vorágine de intrigas e intereses políticos cruzados entre su marido, Felipe el Hermoso (Raúl Mérida) y su padre, Fernando el Católico.

corona-partida4

La cinta expone la situación política de los reinos hispanos y su relación con las principales potencias europeas del momento, y lo hace de manera didáctica y amena. A la vez profundiza en la personalidad de los principales protagonistas de aquellos años buscando sacar a la luz sus sentimientos más humanos, intentando arrancar el velo de majestad que escondían los retratos oficiales.

La supuesta y tan analizada locura de Juana se nos muestra en la película más bien como la consecuencia directa de una manipulación constante de la personalidad de la joven princesa. En momentos clave de la película, la futura reina de Castilla se nos presenta como una mujer más cuerda que demente pero que termina sucumbiendo a las constantes presiones y chantajes psicológicos a los que se ve sometida. Desquiciada por haber sido un peón difícil de sacar del tablero de intereses políticos que era el reino que ella debía heredar por derecho propio.

corona-partida3

La película está muy bien ambientada, siguiendo la imagen que ya vimos en las series de Isabel y Carlos, series de las que La Corona partida ejerce de bisagra. Especialmente curiosa me ha parecido la recreación del famoso cuadro Doña Juana La Loca que custodia el Museo del Prado.

La Corona partida es una película muy bonita, que nos trae el lado más humano de unos personajes históricos prisioneros de su propia ambición, con momentos muy emotivos, como la breve pero emotiva aparición de Michelle Jenner en su papel de Isabel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s