Sufragistas. La película

sufragistas-film1a

He tardado solamente un día, después de su estreno, en ir al cine a ver Sufragistas. Desde que se estrenara hace meses en Inglaterra, tenía muchas ganas de disfrutar de esta película que recrea la historia del movimiento femenino que las mujeres inglesas protagonizaron a principios del siglo XX. Y no me ha decepcionado en absoluto. No esperaba menos, también es verdad.

La película tiene como hilo conductor la historia de Maud Watts (Carey Mulligan), una muchacha de veinticuatro años que trabaja desde que es una niña en una lavandería del West End de Londres. Casada y con un hijo de siete años, Maud sufre no sólo la injusticia de las condiciones laborales de los obreros, sino que también, por su condición de mujer, debe soportar en silencio el abuso de su capataz durante años. Maud entra en contacto por casualidad con miembros del movimiento sufragista inglés y poco a poco termina convirtiéndose en una de sus principales activistas en un momento en el que el sufragismo decide tomar caminos más radicales para hacer sentir su voz.

sufragistas-pelicula1

La historia de Maud se entrelaza a la perfección con el gran tema de fondo de la película, el movimiento sufragista en la Inglaterra anterior a la Primera Guerra Mundial. Unas mujeres que lucharon por conseguir el voto femenino y que, después de intentar alcanzar sin éxito su objetivo con el diálogo y las palabras, optan por hacerse oír organizando altercados en las calles londinenses.

sufragistas-film2

Casi todas protagonistas de la historia, Maud, Edith, Violet y su hija y Alice, son personajes ficticios pero inspirados en miles y miles de mujeres de reales. Cada una de ellas es un prototipo de mujer. Mientras que Maud Watts es la imagen de la mujer trabajadora, madre y esposa, subyugada a su patrón y a su propio esposo, Edith Ellyn (Helena Bonham Carter) representa a todas aquellas mujeres que soñaron con estudiar una carrera profesional. Edith ha conseguido estudiar y convertirse en farmacéutica aunque ella habría querido ser doctora. Edith tiene la suerte de contar con el apoyo de Gerald, su marido, quien participa en las actividades del movimiento sufragista. El personaje de Edith está inspirado en dos mujeres reales. Por un lado, Barbara Ayrton-Gould, una sufragista que estudió química en el University College de Londres y, por otro, Edith Margaret Garrud, también sufragista y una de las primeras mujeres que se profesionalizó en artes marciales, enseñando a los miembros del Women’s Social and Political Union (WSPU) los rudimentos de la defensa personal.

Violet Miller (Anne-Marie Duff) es una trabajadora de la misma lavandería en la que trabaja Maud. Madre de una buena retaíla de niños, contra su voluntad, tiene a una de sus hijas pequeñas trabajando con ella. Es una de las mujeres que anima a Maud a unirse al movimiento sufragista a pesar de que ella misma recibe palizas de su propio marido quien no aprueba sus actividades feministas.

Alice Haughton (Romola Garai) es la mujer de un parlamentario inglés. Desde su posición ventajosa, miembro de una clase social superior a las demás protagonistas, quiere ayudar a aquellas mujeres que sueñan por un ideal.

emmeline-pankhurst-meryl-streep

Todas ellas siguen los pasos de una de las sufragistas más famosas de la historia de Inglaterra, Emmeline Pankhurst (Meryl Streep), quien permanece oculta porque las autoridades esperan cualquier momento para detenerla. Emmeline aparece en una sola escena pero el papel que hace Meryl Streep es brillante. Se mete en el papel con la gran maestría a la que nos tiene acostumbrados.

Otro de los personajes reales que aparece en la película y que da sentido a la conclusión de la misma es Emily Wilding Davison (Natalie Press), la sufragista que perdía la vida en el derby de Epsom en 1913 al lanzarse sobre uno de los caballos con la intención de colgarle una bandera sufragista.

Emily-WDavison-natalie-press

Sufragistas recrea a la perfección la lucha de aquellas mujeres que sacrificaron mucho para alcanzar un sueño que muchos hombres (y también mujeres) creían que nunca alcanzarían. La película es dramática, muy realista, conmovedora, con un guión en el que las frases lapidarias resumen los sentimientos, los anhelos y los pensamientos de aquellas mujeres que al fin han recibido un homenaje merecido.

sufragistas-pelicula

Muchas personas tendrían que ver esta película, no sólo porque es una gran película, perfectamente hilvanada, cruelmente fiel a los hechos, sino también, y sobre todo, para tomar conciencia de que algo que en la actualidad tomamos como algo habitual, incluso sin darle demasiada importancia, no hace tanto que lo tenemos. Un derecho, el voto femenino, que aún está ausente en algunos lugares del planeta. Incluso me atrevería a decir que es una película que deberían poner en las escuelas para que los jóvenes tomen también conciencia de lo que sus ancestros, no tan lejanos, sacrificaron para que sus hijos y nietos, hijas y nietas, vivieran en un mundo, por lo menos, más justo.

Anuncios

5 Respuestas a “Sufragistas. La película

  1. Deseo ir a ver la peli, Sandra, y estoy en línea con lo que dices. Sólo que me surge precisamente a raíz de ello una cosa que decir al respecto de la conciencia sobre nuestro pasado. Nuestro pasado ha sido injusto y haberlo superado en grados es meritorio de recordar, sobre todo para no perderlo y para seguir avanzando. Pero creo que no es lo más importante que debemos recordar. Lo más importante es que en origen el hombre y la mujer somos igual de valiosos en la sociedad, que el niño y el adulto merecen los mismos derechos humanos, que lo humano ha de estar siempre por encima de lo económico y toda otra suerte de organizaciones piramidales. Nuestro origen y nuestro ser es la plenitud, la igualdad en derechos y responsabilidad de ser plenos y felices. Esto es lo primero. Y la historia de donde venimos se ha de insertar en este principii más profundo y verdadero. Venimos de la plenitud, aunque hemos pasado y seguimos, aunque menos, por la carencia. Desde esa perspectiva, por supuesto, como tú dices. Honor a los que nos han precedido para dejarnos un panorama mejor y más manejable.
    Sobre la base de nuestra plenitud inalienable humanamente, aunque no sea así de facto socialmente por los sistemas injustos construidos en que vivimos, podemos conseguir la realización de esa Plenitud, mejor que sólo y primera mente sobre la base de la carencia.

    Un beso fuerte!

  2. Yo tambien pienso que deberia visionarse en los colegios. Si ayer fue a votar solo un 54% es q mucha gente no se da cuenta de lo valioso que es este derecho, el de decidir, el de una persona un voto provengas de donde provengas dando igual tu sexo y tu condicion social… eso que hoy nos parece tan rudimentario nuestras abuelas no lo han disfrutado siempre y nuestras bisabuelas lucharon por ello…

  3. De coñazo nada. Es una excelente película y lo digo desde el sexo masculino. Aburrida será para aquella persona que carezca de la mínima sensibilidad. Me parece que en tu post, haces un fiel reflejo de lo verdaderamente quiere trasmitir la película. Es triste que se olvide con rigurosa facilidad, el sacrificio de muchas personas a lo largo de la historia, para que sintamos hoy materializados algunos derechos básicos como este ejemplo; el de la igualdad entre sexos para poder ejercer el voto. Damos por hechas muchas cosas y olvidamos con facilidad, por simple comodidad, como se llega hasta ellas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s